300 Carlos Virtual

PROYECTO DE INTERVENCIÓN ARTÍSTICA SITIO DE MEMORIA “300 CARLOS” “INFIERNO GRANDE”

Octavio Podestá
Julio Carné
Tania Astapenco

Sitio de Memoria 300 Carlos “El infierno grande”

Fue un centro clandestino de detención y tortura de opositores al régimen dictatorial, que funcionó desde principios de noviembre de 1975 hasta mediados del año 1977, durante la última dictadura cívico-militar en nuestro país.

Se instaló en el galpón n° 4 del Servicio de Material y Armamento del Ejército(S.M.A.), ubicado en Avenida de las Instrucciones 1925, en el predio contiguo al Batallón de Infantería N°13, en el departamento de Montevideo.
Es en ese espacio de 30 a 40 metros de largo por 15 metros de ancho, dividido en sectores donde se practicaron diferentes formas de tortura. Testimonios de algunos detenidos recuerdan entre otros,  el suelo de hormigón con pozos tapados,  ventanas contra el techo, un entrepiso con salas de interrogatorios al que se accedía por una escalera también utilizada como instrumento de tortura. 

El Ministerio de Educación y Cultura,  en el marco de lo dispuesto por los artículos 7 y 8 de la Ley Nº 18.596 de Reconocimiento y Reparación a las víctimas de la actuación ilegítima del Estado, instaló dos placas el 27 de junio de 2016 conmemorativas en este lugar, que señalan los lugares donde funcionaron estos centros clandestinos de detención y reclusión en los que se violaron los derechos humanos.

En el «300 Carlos» se produjo la desaparición de: Eduardo Bleier Horovitz (29.10.1975). Juan Manuel Brieba (30.10.1975). Fernando Miranda Pérez (30.11.1975). Carlos Pablo Arévalo Arispe (15.12.1975). Julio Gerardo Correa Rodríguez (16.12.1975). Otermin Laureano Montes de Oca Doménech (17.12.1975). Elena Quinteros Almeida (24.06.1976). Julio Escudero Mattos (09.01.1976).

El Museo de la Memoria,  junto a la Asociación de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, Fundación Zelmar Michelini, Asociación de Amigas y Amigos del Mume,  los Municipios g y d, el Complejo SACUDE, el Centro Cívico Luisa Cuesta, CC zonal 11, CC zonal 13, Serpaj, Agrupación AUTE, la Red Lavalleja, vecinas/os, familiares y sobrevivientes,  impulsan una serie de acciones en la zona, con el objetivo de construir un Sitio de la Memoria emblemático que visibilice el lugar donde se cometieron  esas violaciones a los derechos humanos,  con la perspectiva de que  difundir lo que pasó  se convierte en condición ineludible para que nunca más vuelva a ocurrir terrorismo de Estado. 

El proyecto tiene un fuerte anclaje en la comunidad territorial, entendiendo al barrio como memoria viva y testigos de lo que allí ocurría.

La obra se recorre y se siente…

Primer bloque

Pensamos en algo que nos interrogue, que no podamos  evitar  hacerlo si pasamos por el lugar, que nos proponga transitarlo,  y si lo hacemos,  olores, sonidos,  sentimientos y emociones nos puedan interpelar.  El material elegido: el hierro. Su firmeza, su rigidez, su olor  y presencia se pondrán en juego para expresar dureza,  inquebrantabilidad, frialdad,  filosidad… también  su capacidad de interponerse y de formar muros nada amigables que ocultan realidades.

Sucede por detrás…clandestinamente a los ojos del barrio…

Tres módulos se relacionan entre sí y en el espacio…dejan brechas   y aparecen obstáculos…no es cómodo andar por ellos… hay que mirar por donde se camina…podemos subir a alguno de los módulos pero no nos brinda seguridad, paredes parecen que se caen encima y el piso no nos sostiene… nos desestabiliza.

Recorrerla sin saber qué puede suceder… sin saber cómo puede  terminar… inseguridad

En el suelo unos baldosones  de hierro dispuestos para que  suenen al pisarlos… el sonido que muchos sobrevivientes recuerdan. 

Una paradójica escalera “al infierno” con escalones que no invitan a subir… atraviesan la pared dejándonos en el vacío…

Hay una ventana….por momentos aparece y desaparece…pero es inalcanzable…

Unas mirillas ubicadas estratégicamente… si miramos a través de ellas… el SMA y el Batallón número 13…ahí están.

Hierros que apresan… que interrumpen…la vida…

Segundo bloque

Después de pasar por “momentos duros”… una pausa; una zona libre que habilita al recogimiento,  da lugar al color y la participación de los diferentes actores. Aparece el segundo bloque artístico,  donde la “participación popular consigue derribar la dictadura y construir la democracia”.

 Áreas para expresar en murales y de manera colectiva la reconstrucción  de los espacios democráticos. Jardines y posiblemente algún árbol en la parte final aparecerán,  simbolizando la continuidad de los procesos en la construcción del futuro.

En síntesis

El muro de la UTE se convierte así, en toda su extensión en  el marco, que ofrece una referencia espacial y temporal. Visualizándose esos dos grandes bloques artísticos.

En el primero correspondiente al Terrorismo de Estado donde están los tres módulos, el muro se correría del lugar establecido hoy,  de manera que  forme “un buche” contenedor de todo lo que sucederá atrás  al recorrer el espacio de memoria durante los tiempos oscuros.  Allí, donde se buscó quebrar, desintegrar, deshumanizar, intimidar, generar inseguridad, romper la organización y apostar a la soledad destructiva.

 El segundo bloque, transcurre como transcurre la vida y en él  se construye como se construye la vida democrática. Entre todos. Intervenciones colectivas donde el barrio es el protagonista con sus construcciones sociales, culturales, con sus sueños; participando  artísticamente  en  murales instalados a lo largo del muro hacia Casavalle. Al final un pequeño parque enjardinado representa  el futuro, lo que está por venir.

El Memorial los construimos entre todas y todos

Construcción del Memorial 300 Carlos Infierno Grande 

BROU Caja de ahorro $ 110211838-00001

BROU Caja de ahorro U$S 110211838-00002

BANDES CAJA DE AHORRO $ 072005615